viernes, 30 de junio de 2017

A LA DERECHA DE SU PECHO / Francisco Félix Durán

Publicado el 06/04/2017 en El Heraldo de Chiapas - http://etrnoticias.mx/ - http://aquinoticias.mx/

Él dice que mi corazón está a su derecha,
me lo señala tocándose con su índice 
y lo dibuja mientras palpita su sonrisa.
Me llena de alegría saber que él lo tiene:
sincero, completo y sin fractura alguna.
No todos saben guardar un corazón entero.

Él acostumbra reír y bailar cuando canto.
No importa si grazno, ululo o maúllo,
instintivamente mueve pies y brazos juntos 
porque sabe que mi canto siempre será suyo.
Por su parte él me canta a través de sus ojos 
cuando la luz juega con sus pestañas sonoras.

Él no tiene idea de lo que es y será,
su ausencia para mí sería un terrible alud.
Por eso me escondo en su pecho a la derecha
convertido en un pequeño y discreto azud,
porque en tanto este conmigo y yo a su diestra
él será para mí un manantial de agua fresca.

@fcofelixd

domingo, 28 de mayo de 2017

ES POSIBLE QUIZÁ: Samuel Zenteno


Es posible quizá, pero más bien, no sé
Que algún día tú me quieras olvidar.
Que quieras olvidar mis ojos, mis manos o mi boca
Mi voz, mi nombre y mis oídos.
Es probable quizá, pero más bien, no sé
Que un día triste nos llegue con sus aires de tristeza
Y ahí entre su soledad y entre sus aires
Nos tuerce todos los destinos y separe todos los caminos.
Es seguro y cierto que un día tú te irás y yo también,
Desconozco circunstancias y cualquier ordenamiento.
Pero sabido es que todos, sin excepción un día, viajaremos,
Separados y en vagones diferentes nos veremos ante Dios,
Le veremos frente a frente.
Es posible quizá, pero más bien, no sé,
Que en mi ausencia (sea como fuesen las circunstancias)
Tú no quieras recordarme. Solo pido una cosa y otra cosa nada más,
Dos en total: Una cosa,
Olvídate de mí, de mis sonrisas y de mis gustos junto a ti (Si es que quieres),
Pero no te olvides de ti, de tu sonrisa y de tus gustos junto a mí,
Recuérdate a ti, junto a mí, en tus momentos más felices,
Recuérdate tus ojos, tus manos y tu boca,
Tu voz, y tu nombre en tus oídos cuando estabas junto a mí.
Olvídate de mí, pero acuérdate de ti.
Otra cosa: Olvídate de mí (si es que quieres)
Pero no te olvides de mi amor,
Olvídate mi voz (si es que quieres)
Más recuerda mis palabras:
Hermosa,

Recuérdate que siempre yo te ame Y nunca te olvidaré.

Hablando de Rosario Castellanos y celebrando su natalicio